Vario Avito Bassiano, aka Elagabalus, aka Heliogábalo

Comparte en:
lavrenti

En algún lugar entre el drone y el doom, déjate ir dentro de los intestinos de la ballena rorcual. Es el lugar en el que estos suizos pueden marcarse temas de setenta minutos como el que da nombre a su nuevo disco, Heliogabalus. Sí, aquel emperador sirio que convulsionó Roma en apenas cuatro años con la instauración del culto a El-Gabal, Deus Sol Invictus, deificándose a si mismo de paso en vida, y sus costumbres. No dudaba en desacralizar a la vestal Aquilia, celebrar orgías sexuales frente al meteorito, símbolo central del culto, demostrar su amor por el auriga Hierocles, maquillarse en exceso, llevar pelucas extravagantes, prometer cantidades de dinero formidables al médico que le pudiera dotar de genitales femeninos -¿el primer trans de la historia?- y prostituirse tanto en palacio como escabulléndose a las tabernas y prostíbulos de la ciudad. Leemos en wikipedia que para Niebuhr su nombre quedó grabado en la historia debido a su indescriptiblemente desagradable vida.

Asesinado a los 18 años -cuentan que finalmente sus testículos le fueron retirados del cuerpo y paseados sobre una pica por la ciudad- sigue siendo uno de los personajes más interesantes del exceso de poder romano. Más allá de mantener cierta suspicacia hacia los actos que se le imputan, considerando que se trató tanto de borrarle de la historia como de dañar en lo posible su recuerdo. Finalmente el movimiento del Sol Invicto se impondría pues era imparable en las provincias y la soldadesca, y su figura seguiría arrebatando a los decadentes, Artaud y Béjart (por poner algún ejemplo).

    ... la vida de Heliogábalo es el ejemplo tipo de esta clase de disociación de principios; y es la imagen en pie -y llevada al más alto grado de la manía religiosa, de la aberración y de la locura lúcida- de todas las contradicciones humanas...

    Heliogábalo o el anarquista coronado




Pero vayamos a lo que nos ocupa, lo que Rorcal nos ofrece para escucha online, descarga y compra en una impresionante edición limitada en la web de su propio sello, Cal of Ror Records, es un tema de setenta minutos con grandes partes de crushing doom y largos desarrollos de hellish drones. Con una escucha nada más puedo decir que me costó entrar en los diez primeros minutos, siendo un lento desmoronamiento que apunta a victoria, defendiendo con dignidad su derecho a estas líneas. Desde la misma web podréis acceder a los otros cuatro trabajos que marcan la historia del grupo que, en esta ocasión, ha querido ir un paso más allá... si buscas algo realmente extremo, esto es exactamente lo que necesitas.